Fisioterapia deportiva

Somos expertos en tratamientos deportivos. Tenemos gran experiencia en el deporte tanto amateur como profesional. Contamos con última tecnología para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de lesiones.

Valoración y tratamiento de tendinopatías

Hacemos un estudio tanto funcional como ecográfico del tendón afectado y valoramos el mejor tratamiento posible dependiendo de su estado. Buscamos la causa y marcamos una progresión adecuada para una recuperación fiable y sin recaídas.

Estudio de la carrera

Realizamos una serie de test funcionales con el fin de objetivar posibles alteraciones biomecánicas y a continuación grabamos la carrera del paciente en vídeo sobre una cinta de correr o en la calle. Con pequeñas pautas se puede mejorar la técnica y lograr así economizar energía y evitar sobrecargas.

Prevención de lesiones por sobrecarga

La capacidad de soportar carga de nuestros tejidos no es infinita. Hay factores intrínsecos y extrínsecos que hacen que a menudo zonas concretas de nuestro cuerpo se sobrecarguen y nos impidan mantener una continuidad en la práctica deportiva. Buscar el desequilibrio y corregirlo es la clave para poder practicar deporte de forma segura y sin lesiones.

Ecografía músculo-esquelética

La ecografía es una herramienta que nos proporciona un gran salto cualitativo a la hora de diagnosticar y seguir la evolución exacta de la lesión que estamos tratando. Si has sentido un pinchazo mientras corrías o llevas tiempo con molestias en un gemelo por ejemplo, podemos ver qué es lo que ocurre.

Tratamiento y Rehabilitación de lesiones deportivas

Pautamos recuperaciones de lesiones del aparato locomotor como lesiones musculares, tendinosas, fracturas… y tratamientos post-quirúrgicos. Te ayudamos a que puedas volver a tu actividad deportiva sin riesgo de recaídas.

Ondas de choque

La terapia de ondas de choque, también conocida como terapia de ondas de choque extracorpóreas (ESWT), es un tratamiento prometedor para la lesión del tendón. Existe evidencia de investigación que respalda el uso de la terapia de ondas de choque en el tratamiento de lesiones comunes del tendón, como la tendinopatía de Aquiles, la fascitis plantar y la tendinopatía calcificada del hombro. La terapia se basa en la litotricia que se ha utilizado para tratar los cálculos renales durante muchos años. El tratamiento consiste en administrar ondas de choque de alta frecuencia al tendón lesionado. Estas ondas de choque se administran de manera no invasiva a través de la piel, y el tratamiento estimula la curación de las lesiones crónicas del tendón que no han cicatrizado espontáneamente y no han respondido a otros tratamientos. Alrededor del 60-80% de los pacientes tienen una mejora significativa en el dolor de tendones después de la terapia de ondas de choque.